La federación regional de padres reclama que los deberes sean voluntarios y no evaluables

04.07.16

La federación regional solicita a la Consejería de Educación que abra un debate para regular las tareas escolares.
Se lo dijeron de palabra al presidente, Guillermo Fernández Vara, en la celebración del XIII Encuentro Regional de Ampas celebrado en Almendralejo y se lo han comunicado por escrito ya a la Consejería de Educación que dirige Esther Gutiérrez. La Federación Extremeña de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Freapa) urge la apertura de un debate sobre los deberes. Quieren que las tareas escolares que los docentes mandan a sus hijos para hacer en casa sean voluntarias y no evaluables.
«Entendemos que la obligación de enseñar no se puede trasladar a padres y madres con la realización de tareas y deberes», señala Joaquín León, presidente de Freapa, como primer motivo para pedir que se abra un debate regional.
«Coincidimos con el informe PISA en que los deberes contribuyen a aumentar las diferencias entre los alumnos». León explica que aquellos padres que tienen recursos económicos pagan clases a sus hijos del mismo modo que los que tienen formación pueden ayudarles, a diferencia de lo que ocurre con los alumnos que estudian en desventaja, con padres que no tienen formación en unos casos, recursos en otros y tiempo en otros más.

 

«No podemos olvidar que hay padres con dificultades para conciliar la vida laboral y familiar en una región que por su tejido productivo agrario y la estacionalidad del mismo hace que se tengan horarios de trabajo hasta las diez de la noche, del mismo modo que los tienen aquellos que trabajan en el comercio o sector servicios». Por eso el presidente de Freapa se pregunta «¿qué padre o madre puede ayudar a sus hijos en edad escolar si a esas horas tienen que estar acostados y descansando?».

Además, la federación regional también cree que los deberes son tareas reiterativas «que aburren a nuestros niños y jóvenes anulando su creatividad, pensamiento crítico y trabajo en equipo». Por este motivo, Freapa cree que con las tareas que se hacen en el aula debería ser suficiente. Una posición que defienden algunos pedagogos y la propia Organización para el Desarrollo y la Cooperación Económica (OCDE), que se encarga del informe Pisa, «pues no se trata tanto de una cuestión de cantidad, sino de calidad», agrega Joaquín León.<

«El número medio de horas que los estudiantes pasan realizando tareas u otros estudios tiende a no estar relacionado con el rendimiento», ahonda León en referencia a las conclusiones la OCDE.

Freapa demanda que la educación inclusiva sea una realidad en la región

La realidad es que el informe PISA dice que España está en el lugar 30 en educación con el triple de deberes que Finlandia, que está el primero. Y, además, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado que los deberes perjudican la salud de los jóvenes. De hecho, en el último informe que ha hecho público constata que el porcentaje de estudiantes españoles que sufren estrés por culpa de los deberes es de los más altos de Europa. Y es presión, como señala la OMS, se traduce muchas veces en «un incremento de patologías como los dolores de cabeza, de espalda, malestar abdominal y mareos», e influye asimismo «en los estados de ánimo, que llevan a los chicos a sentirse tristes, tensos o nerviosos».

Por su parte, la OCDE constató que en España se dedica una media semanal de seis horas y media a hacer los trabajos escolares fueran del horario del colegio, cuando la media del resto de países es de 4,5 horas de deberes semanales y la de Finlandia, de 2,4 horas.

«Es decir, en España -y Extremadura no es ajena al país - casi se triplica el número de horas que se dedican a hacer deberes con respecto a Finlandia y, paradójicamente, estamos en el puesto 30 de los 44 países estudiados en cuanto a resultados». Por eso, ante esta situación, «lógicamente algo estamos haciendo mal los padres, los docentes y la Administración educativa», concluye Joaquín León.

Además, la federación regional considera, y así se lo ha hecho saber a Educación, que el profesorado extremeño está capacitado para que sus hijos alcancen los resultados de aprendizaje y competencias básicas precisas. «Por eso, éstas se deben adquirir en el propio centro educativo con la tutela del profesional que imparte y evalúa los contenidos, por lo que no entendemos que en algunos casos nuestros hijos tengan que ir a una academia privada a recibir la formación que se les da en nuestros centros». Una realidad que crea una mayor desigualdad entre los alumnos que residen en poblaciones pequeñas, donde no existen academias, y los que viven en poblaciones grandes.

Para Freapa, los deberes no garantizan resultados académicos, sí producen estrés y, sobre todo, generan desigualdades entre el alumnado. Por este motivo urge a la Consejería de Educación a que abra un debate público. Su objetivo es que las tareas escolares fuera del colegio sean voluntarias y no evaluables.

Pero no es la única reivindicación planteada por la federación regional. También pide al departamento de Esther Gutiérrez que abra otro debate «para tratar con la mayor urgencia la educación inclusiva en Extremadura». Freapa defiende que se tienen que articular en la escuela ordinaria los medios precisos para que los alumnos con dificultades puedan permanecer en sus centros. Para ello demanda maestros con más formación, metodología flexible, una escuela más participativa, bajada de ratios y agrupaciones heterogéneas. «La escuela debe convertirse en una sociedad en miniatura en la que nuestros hijos aprendan a convivir aceptando la diversidad que les rodea», zanja León.

 

Archivado en: FREAPA-CP , Educación
Compártelo:
Valora este contenido:   
[0]



© 2010 FREAPA-CP Federación Regional Extremeña de Asociaciones
de Padres y Madres de Alumnos y Alumnas de Centros Públicos
noticias